Fin de semana 21 y 22 de octubre

Tercer fin de semana de monterías para nosotros, sin resultados aún. Encarábamos el fin de semana por separado. Manu a Aliseda y Gonzalo a Segovia. ¿Llegaría el primer lance de la temporada?

Gonzalo

El viernes salí de trabajar pronto y, como cazábamos el sábado cerca de uno de nuestros cotos de Segovia, decidí desplazarme hasta allí para hacer una espera y aprovechar la tarde.

Tenía unos cuantos cochinos controlados y decidí colocarme en una tierra de girasol recien segada. Esperaba que tras las lluvias algún macareno saliera a hozar las húmedas tierras. Y así fue, a dos luces dio la cara un gran cochino. Tras 45 minutos dejándolo cumplir se acercó lo suficiente para permitirme colocar la cruz en su paleta y logramos cobrarlo.

El sábado cazamos entre amigos una mancha cercana a El Espinar. La niebla no permitió que la abundante caza fuera tirada. Tras un día de perros, disfrutamos de una barbacoa en un ambiente de lo más familiar. Y es que da gusto saborear de vez en cuando la verdadera esencia de la caza.

Esperemos que la semana que viene venga cargada de suerte y pueda por fin estrenar la temporada de monterías con un lance. ¡A la cuarta irá la vencida!

Dani y Alex con un cochino que cobraron al alimón entre el puesto 6 y el 7.

Manu

El viernes después de trabajar salía de Madrid junto a mi hermano y mi novia, la dirección que llevábamos era Aliseda (Caceres). Tras algo más de tres horas de viaje, llegamos al restaurante “Los Alisos” donde disfrutaríamos de una buena cena con todos los monteros.
Tras la cena, el orgánico narró una serie de directrices para el día de la montería (seguridad, cupos, tiraderos…).  Por fin llegaba el ansiado sorteo, el cual no nos depararía mucha suerte.

El sábado amaneció con alguna nube sobre nuestras cabezas. Mejor, así los perros podrían recorrer el campo sin acabar exhaustos. Era la hora de dirigirse al puesto. Un poco complicado, entre rocas, donde los bichos podían aparecer de todas partes.

Comenzó la montería y, con ella, mucho movimiento de reses por todos los puestos. Las detonaciones no paraban de sucederse. Lo primero que cumplió por nuestro puesto fue una pelota comandaba por un gamo.  Varios venados y unos muflones lo seguían. Estuvimos lentos, ya que pasé el rifle a mi novia para que tirara y al no ver claro el tiro no apretó el gatillo. Me lo pasó de nuevo y tiré un muflón que se fue igual que vino. Los lances se fueron sucediendo toda la mañana y al final cobramos 1 muflon, 2 muflonas y 2 ciervas. He de decir que no tuvimos el día, fallamos 4 muflones y un ciervo…

Dar la enhorabuena al orgánico que como siempre, cumplió.

Con mi hermano Jesús y su muflón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.